Ilustrado por Marco Chamorro

Todo lo que creíamos saber sobre La Paz y la guerra, el amor entre seres humanos, las oportunidades – que non son para todos – y la justicia, hallará en estos cuentos colores y formas indispensables para entender que la vida es un constante encuentro, una mano que espera, un abrigo oportuno, y el silencio glorioso de un cañón que no volverá a disparar nunca mas.(Cuentos para disfrutar juntos en el colegio, en la biblioteca, con la familia y sus amigos). (+ 8)

leer el incipit de ‘Pleitolandia y Pacimburgo’

El señor Bombardino Bombardini es un hombre como no hay muchos. Un día entró en el Palacio de Gobierno y echó a patadas a todos los ministros. Luego se asomó a la ventana y se proclamó Presidentísimo de la Nueva República de Pleitolandia.

“Conciudadanos —dijo en ese histórico momento—, yo los convertiré en amos del mundo”.

El Presidentísimo Bombardino cumplió su palabra. Batalla tras batalla, el ejército de Pleitolandia sometió a las naciones más orgullosas y venció a los enemigos más poderosos.

Y ahora Bombardino no tiene tiempo ni siquiera para su pasatiempo favorito: disparar a los pájaros con su escopeta. De la mañana a la noche, está ocupado organizando nuevas guerras. A decir verdad, él ya está un poco harto. Son los Pleitolandeses los que le han encontrado el gusto y quieren seguir combatiendo. (…)

Ultima modifica:

Condividilo con i tuoi amici:


E tu, cosa ne pensi?